La Profeco localiza un nuevo tipo de “rastrillo”; robaba 2 litros por cada 20

Se hicieron 256 visitas y verificaciones en las que todos los expendedores permitieron la revisión y se inmovilizaron 61 bombas fueron por no dar litros de litro.

Los operativos se realizaron en conjunto con la Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad con quienes se revisaron 20 estaciones de servicio en las que se volvieron a colocar las inmovilizaciones que fueron retiradas sin autorización o porque no habían permitido que se colocaran.

 

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) localizó un nuevo tipo de rastrillo la semana anterior, que permitía a un expendedor en Tamaulipas vender hasta 2 litros menos por cada 20 expendidos.

Ricardo Sheffield, Procurador Federal destacó que el caso, localizado el 13 de noviembre, se judicializó ante la Fiscalía General de la República.

“El 13 de noviembre nos encontramos a un verdadero pillo, un pillazo, en Tamaulipas y ésta persona, en las 8 bombasmanguera, daba 2 litros de menos por cada 20 litros. Se estaba robando el 10 por ciento del combustible”, explicó el funcionario durante la conferencia de prensa matutina del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

El nuevo “rastrillo” se localizó en la expendedora de Tamaulipas, de la que no dio más datos por el proceso legal, y afirmó que funcionaba con cables azules que puenteaban ciertas partes de la tarjeta para controlarlo, por lo que la la Fiscalía tomó posesión de las computadoras y de la oficina de la gasolinera para continuar las investigaciones.

El operativo inició el domingo por la mañana y aún no culmina, dijo Sheffield.

“Este va a ser un caso que muy pronto va a terminar en una sanción penal, en un proceso penal, que va a servir como precedente importante en los operativos en defensa de los consumidores” afirmó.

De acuerdo con el Procurador, la semana anterior fue una con muchísima actividad en el tema de verificación “afortunadamente con muy buenos resultados”, pues se atendieron 280 denuncias presentadas a través de la aplicación de “Litro por Litro”.

 

A partir de esto se hicieron 256 visitas y verificaciones en las que todos los expendedores permitieron la revisión y se inmovilizaron 61 bombas fueron por no dar litros de litro.

Los operativos se realizaron en conjunto con la Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad con quienes se revisaron 20 estaciones de servicio en las que se volvieron a colocar las inmovilizaciones que fueron retiradas sin autorización o porque no habían permitido que se colocaran.

También se visitaron 28 estaciones en todo el país que no habían permitido la verificación en la primer visita.

“El 11 de noviembre en Campeche se colocaron las calcomanías de inmovilización que no habían permitido colocarse en esta estación”, apuntó y no dio más detalles de la estación debido a que se presentó una denuncia contra ella, pues ofrecía a la población hasta medio litro menos, por cada 20.

Al día siguiente, se inmovilizaron 12 instrumentos de medición en el estado de Jalisco que daban a los consumidores 631 mililitros menos por cada 20 litros.

QUIÉN ES QUIÉN

La gasolina regular al precio y margen más alto se encontró en la gasolinera El Ganadero en La Paz, Baja California en 21.83; la regular más económica estuvo en Centro, Tabasco, en Servicio Facil del Sureste en 17.79 pesos por litro.

 

La Premium más cara estuvo en la estación de Servicio Naciones Unidas de Zapopan, Jalisco a 22.73 pesos por litro y el más bajo se ubicó en servicio Sugasti Xalapa, en Boca del Río, Veracruz, a 18.82 pesos.

En el diesel el precio más alto lo ofreció la gasolinera AG de Bahía de Banderas, Nayarit, a 22.04 pesos por litro; el más bajo se colocó en 19.50, en Tecamac, Estado de México, en Servicio González Ávila.

Los proveedores más caros fueron Chevron, Redco y Arco, en tanto que los más baratos fueron Golf, Orsan y La Gas.

Para tanques estacionarios de Gas LP el precio más alto se encontró en Gas Express Nieto, en Lázaro Cárdenas, Michoacán, con 11.50 pesos por litro y el más barato en Central de Abastos de Tehuacán, en Puebla, con 7.45 por litro.

El titular de Profeco, Ricardo Sheffield, y el Presidente, Andrés Manuel López Obrador. Foto: Captura de pantalla.

Para cilindros, Gas Express Nieto se llevó el precio más alto en Lazaro Cárdenes, con 21.29 por kilo, con un margen de 10.38 pesos de ganancia. Regio Gas ofreció un precio más bajo en Guadalupe Victoria, Durango, en 14.63 por litro.

 

Además se realizaron 36 investigaciones de gas LP en las que destacó que una estación no se dejó verificar, pero 11 resultaron con infracciones por lo que ya se prepara un operativo con apoyo de fuerzas federales.

De 205 básculas verificadas 7 fueron inmovilizadas; 3 vehículos inmovilizados de 17; 4 autotanques de 30 y 4 cilindros en 20 lotes (el 20 por ciento) que eran un riesgo para los consumidores.

Además destacó que en la aplicación Litro por Litro, los usuarios denunciaron las estaciones de baño al interior de las expendedoras de gasolina y los más limpios y sin cobro se encontraron en Baja California, de la “joyita” Emerald Gas.

De lo contrario, la distribuidora de combustibles de combustibles de Zacatecas “no cobran, pero está incobrable el baño”, dijo.

Deja tu comentario: